La Guerra Z: Protocolo Barisov

La Guerra Z: Protocolo Barisov
La Guerra Z: Protocolo Barisov

Poco se recuerda ya de los hechos que sucedieron en este lugar. Los dos gobiernos involucrados prefieren dejar el pasado atrás y olvidar las atrocidades en las que se vieron inmersos. Poco a poco el polvo va cubriendo los cadáveres de los que perecieron en la más absoluta confidencialidad. Pero, entre los incontables restos de los camaradas y los enemigos, un cuerpo se alza, mirando al cielo, con una sonrisa en el rostro. Deambula sin rumbo por el páramo que era antes su instalación, buscando algo entre los escombros. El tiempo pasa y comienza a inquietarse, pues teme haberlo perdido, hasta que centra su vista en un resplandor verdoso a unos metros de él. Sabe que lo ha encontrado y que su investigación, puede continuar. Ríe como un maníaco. Salta de alegría, pues sabe que el mundo ahora le ignora y tiene carta blanca para volver a realizar sus experimentos y esta vez, tiene a su disposición toda una explanada de sujetos de prueba.

Lo que ignora nuestro doctor es que los Estados Unidos siempre han tenido un gran interés por no dejar ni un centímetro de planeta sin vigilancia, y por supuesto aquél lugar no iba a ser menos especial. Un satélite ha captado el suceso y envía la información a la base. Cuando se recibe, todo saben lo que deben hacer. Deben volver allí, acabar de una vez por todas con la amenaza, y esta vez, asegurarse de que lo hacen…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR